Make your own free website on Tripod.com

Lección 11
¿Del corazón?
(Santiago 3, Mateo 12, Filipenses 4)   -   Junio 7 del 2003

Introducción: Este fin de semana fue la graduación en la escuela de mi hija.  Fui a los servicios y después ayudé a mi hija a mudarse del dormitorio.  Una parte crítica de la mudanza es una maravillosa mini-van que compré hace varios años por $700,00 (EE.UU..).  Amo esa van sobre todo porque pagué tan poco ella.  En la graduación noté a otro padre que tiene el BMW de más último modelo de la serie 7.  Felicité a este padre por su BMW hermoso.  Después, cuando había llenado mi van con las posesiones de mi hija, y me preparaba para irme, resulta que el "padre del BMW " estaba allí.  Mi primer impulso fue apurar mis pasos de modo que no me viera en mi vieja van.  Porqué mi corazón no quería que el "padre del BMW" viera al padre de la van de "$700?"  ¡Entremos en nuestra lección y aprendamos más sobre nuestros corazones!

I. Corazón Desordenado

A. Lea Santiago 3:13-16. ¿Qué dice Santiago que causa prácticas de desorden y del mal en nuestra vida?  (Envidia y ambición egoísta)

1. La envidia y la ambición egoísta son actitudes.  ¿Por qué las actitudes afectan nuestras acciones?  (Santiago nos dice que estas actitudes nos causan prácticas de desorden (confusión, perturbación) y de mal. Exploraremos más detalladamente el enlace entre las actitudes y las acciones.)

a. Qué piensa que quiere decir con "ambición egoísta?"  (Parece significar el deseo de ponerse adelante de otros, o poner su grupo (el "espíritu de grupo") adelante de otros.)

b. ¿Usted ha visto a alguien en su iglesia (v.14) presumir sobre su grupo?  (Que tal ... "nuestro grupo es mejor que su grupo?"  "Somos más puros, más honestos, más cuidados al obedecer a Dios.")

2. ¿En mi historia donde no quería que el padre del "BMW "me identificara con mi mini-van de $700, qué actitud fue reflejada en mi corazón?  (Es duro juzgar mi propio corazón.  Yo no me sentía infeliz de que él poseyera el BMW nuevo, yo estaba preocupado de que él no me considerara valioso.  Sin embargo, admito que me sentí un poco mejor cuando noté que la identificación del distribuidor en el coche me mostró que el no era el primer dueño.)

a. Era mi actitud una de "ambición egoísta?"  (Por lo menos, muestra una actitud falsa sobre la vida.  Yo pensé que era "valioso" porque él tenía un coche costoso y yo no lo era debido a mi vieja van.)

B. Mire otra vez Santiago 3:13.  Qué dice Santiago que debe ser la base para decidir quién es "valioso?"  (Santiago nos dice que nuestra sabiduría y entendimiento sean reflejados en una "buena vida" y "por los hechos  en humildad que viene de la sabiduría.")

1. ¿Y usted? ¿Usted determina el valor basado en el dinero o en las buenos obras?

2. Vamos a hacerle un examen.  Asuma que va a contratar un abogado.  Un abogado tiene un coche nuevo, una oficina agradable y usa trajes costosos.  El otro abogado tiene una oficina vieja, conduce una camioneta de $700 y usa ropa vieja y gastada.  ¿Cuál usted elegirá para representarle?  (¡Oh, el asunto no es tan sencillo, no?  Usted puede ser que decida correctamente que un abogado competente gana más dinero que un abogado incompetente. Puesto que no buscaba ser empleado por el "padre del BMW," mi actitud sobre ser visto con mi van de $700 fue simplemente incorrecta.)

3. ¿Debe usted juzgar a un maestro de Biblia por la clase de coche que conduce el maestro?  ¿Es esto como elegir un abogado?  (Parte de mi corazón desea informar que mi Mercedes estaba a cinco coches mas allá en el estacionamiento del  dormitorio - en caso de que usted diga, "Este individuo maneja una mini-van de $700?  ¿Por qué debo pensar que el sabe algo?  Porqué debo escucharlo?"  Santiago 3:15 nos dice que cuando tomamos estas decisiones basadas en "cosas" en comparación con "buenos hechos" estamos utilizando la sabiduría del diablo.)

II. Corazón Revelado

A. Lea Mateo 12:33-35. Recuerde que le dije que es duro para mi juzgar mi propio corazón.  ¿Sobre qué base dice Jesús que podemos juzgar confiablemente nuestros corazones?  (el versículo 34 dice que lo que está en nuestros corazones fluye hacia fuera en nuestras palabras.)

1. ¿Recuerde que anteriormente pregunte porqué nuestras actitudes afectan nuestras acciones?  ¿Qué razón da Jesús de porque nuestras actitudes forman nuestras acciones?

2. Ha usted oído el refrán "las acciones hablan más fuerte que las palabras?"  ¿Jesús esta ensenando justo lo contrario?  (El versículo 33 indica el punto de Jesús muy ampliamente.  Se refiere a los buenos "frutos" que salen de un buen árbol.  Ambas, las acciones y las palabras reflejan lo que está en el corazón de una persona.)

B. Lea Mateo 12:36-37.  ¿Cuan importantes son nuestras palabras?

1. ¿Debemos tener cuidado con nuestras palabras puesto que Jesús dice que son la base para el juicio?  (Su sangre y su orina reflejarán probablemente cualquier cosa que este mal en con su cuerpo.  Sin embargo, ningún doctor diría, "usted necesita tener cuidado en mantener la condición de su sangre y de su orina."  Eso es porque la sangre y la orina simplemente predicen o señalan lo qué está entrando en el cuerpo.  Usted no puede "arreglar" el cuerpo cambiando la sangre y la orina.  Usted ataca el problema arreglando el cuerpo en vez de la sangre.  Arreglar nuestras palabras no arregla nuestro corazón.)

a. ¿Que es una palabra "ociosa"?  Strong nos dice que la palabra griega traducida significa "descuidada" "inactiva, perezosa, inútil."  El diccionario de los idiomas de la Biblia agrega "sin pensar, ineficaz, indiferente."  ¿Qué clase palabras son éstas?  Déme ejemplos.  (El contexto parecería decirnos que cuando utilizamos palabras y no consideramos el efecto malvado que tienen, nosotros violamos esta enseñanza contra las palabras "sin sentido".  He oído ciertamente oraciones que eran "inútiles."  En la graduación el año pasado, oí una oración en la cual el orador mencionó el nivel de producción petrolífera en su país de origen!)

C. Regresemos a Santiago.  Lea Santiago 3:9-11.  ¿Cuál es la respuesta a la pregunta planteada en el versículo 11? (Santiago 3:12 nos dice que la respuesta es "no.")

1. Acabamos de decidir que nuestras palabras reflejan lo que está en nuestro corazón.  Aquí Santiago dice que palabras buenas y malas pueden salir del mismo corazón.  ¿Cómo puede ser eso?  ¿Cómo puede usted reconciliar lo que dice Santiago aquí con lo qué Jesús dijo en Mateo 12:33-34?  (Pienso que el punto de Santiago es que la "alabanza" que sale de una boca que también dice cosas malvadas no es una alabanza honesta.)

III. Corazón Protegido

A. Lea Proverbios 4:23.  Que es un "manantial?"  (Es la fuente del rió. El punto de partida.)

1. ¿Cómo es su corazón la "fuente" o el "punto de partida" de su vida?  (Esta es una repetición un poco diversa de lo que aprendimos anteriormente: nuestro corazón es la fuente de lo que hacemos y de lo que decimos.)

2. ¿Puesto que estamos preocupados sobre lo que hacemos y lo que decimos, cómo debemos "guardar" nuestro corazón?

B. Lea Filipenses 4:8-9. Decidimos que las palabras y los hechos reflejan lo que está en nuestro corazón.  ¿Cuál es la prescripción de Pablo para guardar nuestro corazón?  (Pablo nos manda a concentrarnos en las cosas buenas, nobles y hermosas de la vida.  Él sugiere que pongamos en práctica las enseñanzas de la Biblia.  Enfocando nuestra mente en lo bueno, el reforzar pensamientos positivos con buenos hechos, protege y da fuerza a los impulsos correctos del corazón.)

C. ¿Amigo, cómo esta su corazón?  ¿Esta lleno de envidia y de disensión?  ¿Sus palabras revelan "problemas del corazón?"  Si es así porqué no arrepentirse, pida que Dios cambie su corazón, y después haga la decisión de protegerlo en el futuro manteniéndose enfocado en las cosas correctas de la vida.  Proteja su corazón haciendo esas cosas que refuerzan pensamientos buenos.

IV. La próxima semana: Servicio abnegado
Traducido por Estrella González